Nos vamos de excursión

 

(Música de excursión

Para ser conductor de primera,
De segunda, de tercera
Para ser conductor de primera
Hace falta tener buen humor

Acelere, señor, acelere
Acelere, acelere,
Acelere, señor, acelere,
Acelere señor conductor.)

 bus white

¡¡¡Siiií, chicos y chicas!! ¡¡¡Hoy nos vamos de excursión!!!

Jejejejejeje…esa misma cara puse yo el día que en la primera residencia que trabajé, me dijeron que tenía que salir de excursión con los residentes a Montserrat .

Montserrat

Para quien no sea de Catalunya, Montserrat es una montaña del centro, donde hay un monasterio muy bonito donde está la “Moreneta”, una virgen negra a la que el pueblo catalán le tiene mucha fe (hasta un conseller de un partido de izquierdas le rogó que lloviera el año que hubo una sequia muy importante en Catalunya). Pues bien, a Montserrat hay que ir cada año…las tradiciones en geriatría son sagradas.

Mi primera reacción fue negarme: ¿Por qué tengo que ir? Eso no lo contempla mi contrato laboral, ni tampoco es fisioterapia; A mí no me enseñaron nada de eso en la universidad.

Ciertamente, no me enseñaron nada de eso, ni tampoco está en el contrato, pero ¿no es fisioterapia? Ahora, eso no lo tengo tan claro.

Evidentemente fui a la excursión, ¡¡¡y al principio lo pasé fatal!!. Yo era el referente para las sillas de ruedas, para los desplazamientos, con o sin caminador, para los cambios posturales…Fue entonces que me di cuenta de la importancia de la fisioterapia, sea en el centro residencial,  sea en casa, o sea de excursión.

Fue el momento idóneo para recordar a los usuarios el porqué es importante que vinieran a mis sesiones grupales, o porqué en las sesiones individuales hacíamos mucho movimiento activo y poco masaje.

Fue el momento perfecto para hacer a los familiares que nos acompañaban el porqué era necesario que sus familiares vinieran a las sesiones de fisioterapia, o la necesidad de cambiar el caminador de 4 patas por uno con dos ruedas, o la importancia de tener dos ruedas grandes en la silla de ruedas, para salir por la calle.

Y fue el momento idóneo de recordar a las compañeras gerocultoras el porqué de hacer los cambios como les había explicado días anteriores, como acompañar durante la marcha tal y como lo habíamos enseñado, o lo necesario que era que los usuarios fueran el máximo tiempo autónomos.

mochilas

Fue de excursión, cuando vi la aplicación directa de la fisioterapia en gente mayor…por eso os animo a que salgáis de excursión, para aplicar a fisioterapia allá dónde vayáis!

6 pensamientos en “Nos vamos de excursión

  1. La verdad es que el área de influencia de la fisioterapia es inmenso. Porque ¿a dónde no llega el movimiento? Pues detrás de él, vamos nosotros.
    Además, es una tarea complicada, porque hay que adaptarse a las características del lugar, no siempre preparado para gente mayor -y menos para personas con movilidad reducida-.
    Hay días en que ir de excursión no es tan lúdico como parece. Lo que no quiere decir que no disfrutemos del “Trabajo de campo”.

    • Hola Olga! cómo bien dices, dónde hay movimiento hay, o tiene que haber, una fisioterapeuta. La gente se mueve, allá que vamos nosotros. ¿Las excursiones lúdicas? para los residentes seguro, para nosotros creo que són un quebradero de cabeza, pero el resultado final vale la pena.

  2. Hola Gabriel!
    Como ya te dije al leer por primera vez esta entrada, yo también hice esta excursión ( no podia ser de otra manera).
    Todos los que nos dedicamos a la fisiogeriatria en centros residenciales nos hemos tenido que enfrentar muchas veces a la pregunta ” ¿Y esto como fisioterapeuta me toca?”. “¿Es fisioterapia?” Pues muchas veces la respuesta es ” Pues va a ser que sí”.
    En mi opinión debemos plantearnos la fisioterapia a tiempo completo, y esto, como tu bien dices, se circunscribe a casa, en la residencia…hasta de excursión. Es un momento en el que vemos a los residentes fuera de su ambiente habitual, detectamos su capacidad de adaptación fuera del laboratorio en el que se convierte la rutina, detectamos déficits o potencialidades que desconacíamos… También es un momento en el que podemos detectar e intervenir en la manera en que las gerontólogas llevan a cabo traslados, cambios posturales… es un ambiente ideal para trabajar la concienciación en la necesidad de hacer las cosas y hacerlas bien…
    Además, también nos permite entablar relación en un ambiente diferente con nuestros compañeros y residentes, creando sinergias con unos y futuras adherencias a tratamiento con los otros.
    Por estas y muchas otras razones, el trabajo extra que supone una actividad como esta ( puede ser una excursión, salida cultural, acto de fiesta mayor…) es valioso y sobretodo, en nuestro ámbito, es fisioterapia.
    Saludos y felicidades por la entrada!

    • Gracias Joaquin!! No puedo estar más de acuerdo contigo…y a raíz de tus palabras, me viene a la cabeza el pensamiento de no sé hasta que punto valdría más la pena que la sala de “gimnasio” desapareciera de las residencias, a cambio de que el fisioterapeuta esté constantemente donde hay el movimientoÇ: en las unidades, comedores, habitaciones, lavabos, pasillos, escalearas, patios, calles, etc…Hay que seguir relexionando sobre ello…¿Alguien más quiere dar su opinión?

  3. Pingback: ¿Y porqué no nos vamos de fiesta? | Fisioterapia, Geriatría y otras opiniones

  4. Pingback: RESIOLIMPIADAS | Fisioterapia, Geriatría y otras opiniones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s