Una cerveza tras #colfigeria

Muchas veces una jornada te permite aprender de aquellos que tienen la gentileza de compartir su quehacer diario con los que nos sentamos del otro lado, cuando el tema que se trata coincide con aquello que cada día haces es aún mejor, cuando además puedes compartir después una buena conversación con alguien que comparte tu pasión y las ganas de seguir avanzando, el aprendizaje se extiende más allá.
Esta entrada es la recreación de este momento después de las IV Jornadas de abordaje práctico de fisioterapia en Geriatría ( #colfigeria en Twitter) organizadas excelentemente por el Col.legi de fisioterapeutas de Catalunya y los protagonistas son @gabifiscat y @JoaquinHernndez. Por esa razón la podréis leer en forma de diálogo.

sala #colfigeria– Daba gusto ver una sala llena de gente dispuesta a compartir y aprender sobre #fisiogeriatria, ¿cuantos éramos?
– 140, siendo una jornada de pago, en los tiempos que corren, es un gran éxito.
– Y el streaming, espero que cuando estén colgadas las ponencias sigan los debates que se han iniciado en twitter.
– Pudimos compartir y comentar con gente de toda España en la emisión en directo, hay que mantenerlo vivo más allá.
– ¿Qué destacarías?
– La verdad es que a pesar de que se hablaban de temas muy diferentes, me ha parecido que el hecho de que todos hayan destacado la necesidad del trabajo multidisciplinar y de los equipos de trabajo, demuestran que ese es el camino de las actuaciones en fisioterapia en general y esencial en #fisiogeriatria.
– Y hay que remarcar que todos los ponentes, en los campos diferentes del que han hablado, siempre ponían de relieve la importancia de la atención, valoración y la observación de nuestros residentes. Ver la persona por delante de la patología. También todos han hablado de la importancia de la atención, la valoración adecuada y continuada.

– En eso insistió la Dra. López. No me ha sorprendido que al modificar el protocolo de valoración del hospital Parc Sanitari Rovira Virgili, haciendo que la valoración inicial sea del fisioterapeuta y que esta al ser compartida con el resto del equipo genere la planificación del tratamiento del paciente con ictus, haya mejorado la atención y la eficiencia.Dra. Laura Lopez
– El hecho de que hayan disminuido el número de visitas que recibe el paciente antes de iniciar el tratamiento lo hace más precoz y mejora los resultados.
– Me recuerda mucho a la multitud de veces que he oído hablar de la mejora de la eficiencia del sistema con el acceso directo a la fisioterapia. Deberíamos buscar y compartir más ejemplos sobre este tema.
– Me sigue molestando el exceso de importancia que se le sigue dando a la edad como criterio para decidir el tipo de programa de tratamiento de que puede ser tributario un paciente.
– La edad, por desgracia sigue tratándose como un diagnóstico y no como un factor más o menos determinante en combinación con el resto.
– Espectacular el tema del equipo de revisión bibliográfica.
– Espectacular. De médicos a auxiliares, pasando por todos y cada uno de los miembros del equipo.
– Deberíamos imitarlo!

– ¿Qué te ha parecido la ponencia sobre sedestación con Roger Gómez?
– Debemos olvidarnos del mito de que existe una postura de sedestacióimatge streamingn correcta universal. Si somos incapaces de encontrarla una postura que mantenida durante horas sea correcta para personas sin limitación, ¿por qué la buscamos en nuestros pacientes? La postura debe ser personalizada y dinámica.
– Y no debemos olvidarnos de la posibilidad de utilizar recambios, tanto para sustituir piezas deterioradas, como para ir modificando la silla para que se vaya adaptando a las necesidades cambiantes del paciente a lo largo del tiempo.
– El concepto de la sedestación como punto de partida del tratamiento y como parte de él me ha parecido muy interesante.
– El tema de que una adecuada ayuda técnica sea la diferencia entre que una persona pueda soportar unos minutos de sedestación o aguantar varias horas tiene una repercusión tal en su calidad de vida que merece que le prestemos atención.
– El taller de la tarde profundizó mucho en este tema y en su aplicación práctica, ¡genial!.

– Que fácil decir que alguien tiene disfagia y que difícil clasificarla para dar un tratamiento adecuado.
– Qué bien y que claro lo dejó Marta Bisbe. Me encantó la exposición. Para revisar el vídeo y seguir envidiando a los que hicieron el taller de la tarde.
– Se creó debate con el papel que debe ejercer el fisioterapeuta en el equipo multidisciplinar que debe tratar las disfagias. Fue el turno de preguntas más caliente.
taller Marta Bisbe– Sí, la verdad es que seguro que fuera de la sala habría opiniones bien distintas a las que allí se dijeron.
– Pero lo que más me sorprendió fue el detalle de que la gelatina es inadecuada para los disfágicos a líquidos. ¡Pero si es de lo más utilizada!
– A mi el tema de las disfagias silentes, que pueda haber una disfagia que no nos dé síntomas evidentes, pero que pueda explicar signos como febrículas de repetición, decaimiento… hace que pensar.

– ¿Y qué me dices del dúo de los Carlos para acabar?
– Excelentes los 2!
– ¡Como utiliza Carles Salvadó las reacciones de reequilibrio y como optimiza loa tecnología para tratar cosas tan sencillas y tan olvidadas!
– Como puede ser que olvidcarles salvadoemos tan habitualmente cosas obvias como empezar a trabajar un síndrome postcaida en un entorno seguro, como es la cama, o como utilizamos la cama eléctrica para trabajar el sistema vestibular…
– En el taller de la tarde nos enseñó como trabaja la coordinación oculo-motora como pieza angular para poder reentrenar el paso de decúbito a sedestación y posterior bipedestación.
– Que sencillo parece y que poco lo hacemos.

– Y que decir de Carlos Rodríguez, una gozada escucharlo hablar.
– ¿Cómo puede hacerse tan sencillo de entender algo tan complejo?
– Está claro que durante demasiado tiempo hemos tenido “olvidado” el sistema nervioso periférico y sus cualidades mecánicas en los procesos centrales.
– Algún día nos daremos cuenta de que las divisiones arbitrarias que hacemos limitan a veces nuestra capacidad de ver algo obvio.taller practic C.Rodriguez
– Me encantó la metáfora del SNP y la tela de araña.
– Por muchas veces que le escuches siempre te quedas con ganas de más.
– La mejor frase; debemos conseguir que las estructuras corporales estén en las mejores condiciones para que el paciente realice las funciones que el mismo decida.
– Básico y conciso, función, relevancia y deseo del paciente en la misma afirmación, ¡genial!

– Definitivamente #colfigeria ha sido la mejor jornada de Geriatría que ha organizado @ColFiCat, comisión de geriatría, junta…
– Hay que felicitar a todo el equipo, y sobretodo al departamento de comunicación.
– No es fácil llevar una retdades twitter colfigeriaransmisión en streaming, hacer fotos, facebook, twitter…
– Un formato innovador y exitoso.
– La única pena, tener que elegir taller, ¡ha sido dificilísimo!
– Esta claro que ha sido un éxito de jornada, esperemos que al ver de nuevo las ponencias en http://www.fisiotv.cat/ siga el debate también en la red.
– ¡Fueron casi 1.400.000 impresiones en twitter!
– Esperemos que hayan muchas más. La #fisiogeriatria necesita de difusión y de compartir mucho para seguir avanzando.
– Algo está cambiando compañero. No nos lo podemos perder!

Esperamos que podamos contar con vuestra opinión en los comentarios. En breve podréis ver las ponencias en streaming y podremos hacer más grande el debate. ¿Os vais a perder el gran cambio que está en marcha?… Nuestro futuro se escribe en el 2.0 para plasmarlo en el día a día, haciendo nuestro ámbito más grande, de mayor calidad y más conocido entre compañeros, usuarios…

Gabriel Liesa (@gabifiscat) y Joaquín Hernández (@JoaquinHernndez)

Nadie cuida mejor que la familia

fisioterapia y mayoresTrabajar con mayores, tanto en residencia como en domicilio, tiene un librillo de frases típicas. Tan típicas que, si hago un concurso tipo “Un, dos, tres” todos las corearíais sin equivocaros.

Una de ellas es aquella de “Mientras yo pueda cuidar a mi madre, no va a una residencia. Como yo, no la van a cuidar”. Bueno, vale, son dos frases, ¡Qué observadores sois!

El caso es que ni es verdad, ni es mentira del todo. Supongamos que la parte del aseo, la alimentación, los cuidados con la medicación,… puede que sea la correcta. Aunque los cuidados de atención directa no son tan sencillos -por mucho que le pueda parecer a todo el mundo-. Si fuera así ¿Por qué tenemos auxiliares de enfermería que estudiaron para ello? Porque, en cuanto nos metemos en cosas más profundas,  la verdad se va tornando más mentira. No digo que los familiares mientan, sino que lo que pueden hacer es poco. Porque al ir subiendo en la especificidad, va subiendo la complicación y la necesidad de formación.

En los casos en los que voy a domicilio, me encuentro con mucha voluntariedad pero también mucha oscuridad. Entonces, parte de mi trabajo es indagar en qué se hace, cuándo se hace, cómo se hace y quién lo hace. Puedo ir a tratar al cuidador o al anciano. Pero en ambos casos, conocer todo eso es vital para conseguir el objetivo de mi tratamiento. Si no lo valoro y lo corrijo puedo conseguir que mi trabajo quede a medio camino.

Y la gente, cuando abres esa puerta, se vuelca. Has de tener cuidado. Dar poca información. No por egoísmo, sino porque has de asegurarte de que ha sido bien recibida y comprendida. Ya sabes mejor poco y bien. Si de golpe enseñas diez movilizaciones, diez ejercicios, …, al final mezclarán cien dudas.

Es obligado hacer una correcta formación a domicilio. A lo largo de la sesión, suelo tantear qué conocimientos, qué necesidades tienen y qué fallos pueden existir  y todavía no son conscientes. Brindar tus conocimientos suele ser muy bien recibido, nadie les cuenta nada. Nadie les dice si lo hacen bien o mal. Nadie les cuenta que hay ayudas técnicas que pueden facilitar su trabajo y cuidar su salud. Y nadie se lo dice porque sencillamente nadie se lo plantea.

Mantener a las personas mayores en su barrio, en su casa, en su familia es algo muy necesario para mantener una correcta atención en los distintos niveles. Muchos ancianos no deberían estar  en una residencia. Muchos otros deberían estar en una residencia. Pero si la atención domiciliaria se deja en manos de familiares y personas poco formadas no podemos avanzar en ese camino.

Es algo que da para un debate interesante ¿Cómo debería ser la atención a los mayores en su casa?¿Cómo orientar la fisioterapia?¿Cuál es el modelo más adecuado?¿Alguien se lo está planteando? Hay mucha tela que cortar. Siento que yo -y los que trabajan como yo a domicilio- somos parches en una atención mal desarrollada.

Lo que nunca haremos será suplir su amor.

La Geriatría no mola

no mola

¿Cuántas veces he escuchado esta afirmación que la geriatría no mola? Unas cuantas, y a veces pienso que demasiadas.

Lo he escuchado en boca de fisioterapeutas, de estudiantes de fisioterapia, de médicos, enfermeros, hasta lo he escuchado en boca de pacientes en centros privados. Y normalmente ponen la misma cara de desdén, de aburrimiento, hasta algunos de asco: “¿te dedicas a la geriatría?” ”Bufff que aburrimiento”, “si siempre es lo mismo”, “son como niños”, “¿y no quieres cambiar?”, “se paga muy poco”, “total, tanto trabajo si al final se van a morir”, “si no te entienden, que han perdido la cabeza”.

Un sinfín de frases como estas, acompañadas de las caras y comunicación verbal reforzando la incredulidad que dediques tu saber y tu vocación a tratar a personas mayores, las recibimos en cada jornada de fisioterapia, curso, encuentro informal o en conversaciones generales.

gollum

Es así, la fisioterapia en geriatría no mola porque no aparecen nuevas técnicas para tratar a la gente mayor; no mola porque el deterioro cognitivo, que a veces tienen las personas que tratamos, altera cualquier protocolo de actuación y hay que utilizar la imaginación; no mola porque tratamos personas y no pacientes; no mola porque el convenio laboral es de risa, sobre todo en las residencias privadas; no mola porque se recupera poca gente y mantienes a mucha; no mola porque no está reconocida por casi nadie.

 

¿Y si no mola, porque te dedicas?…pues no lo sé…quizás por vocación, quizás porque me encanta, porque es lo que sé hacer.

El convenio laboral no ayuda, al contrario, desanima y mucho. Hace falta mucha constancia para cada día enfrentarte a unas caras que hace años que ves pero que no recuerdan tu nombre. No encontrar mucha formación, o casi nada, referente a la fisioterapia en geriatría y su realidad hace mella en la autoestima. La soledad en que el fisioterapeuta en geriatría trabaja, hace que se vuelva un ermitaño y no sepa o quiera compartir su conocimiento o adquirir nuevos saberes.

Pero esto que acabo de decir, no esta tan lejos de lo que pueden pensar otros compañeros que se dedican a otros ámbitos de la fisioterapia. Al final, todos tenemos esta sensación de no ser reconocidos ni conocidos por otros compañeros. Un poco de empatía entre el colectivo no estaría mal.

Quizás para la mayoría no mole trabajar en geriatría, y el que se dedique nunca se hará rico de verdad pero, no sé por qué, no puedo pensar en hacer otra cosa.

i like