Nadie cuida mejor que la familia

fisioterapia y mayoresTrabajar con mayores, tanto en residencia como en domicilio, tiene un librillo de frases típicas. Tan típicas que, si hago un concurso tipo “Un, dos, tres” todos las corearíais sin equivocaros.

Una de ellas es aquella de “Mientras yo pueda cuidar a mi madre, no va a una residencia. Como yo, no la van a cuidar”. Bueno, vale, son dos frases, ¡Qué observadores sois!

El caso es que ni es verdad, ni es mentira del todo. Supongamos que la parte del aseo, la alimentación, los cuidados con la medicación,… puede que sea la correcta. Aunque los cuidados de atención directa no son tan sencillos -por mucho que le pueda parecer a todo el mundo-. Si fuera así ¿Por qué tenemos auxiliares de enfermería que estudiaron para ello? Porque, en cuanto nos metemos en cosas más profundas,  la verdad se va tornando más mentira. No digo que los familiares mientan, sino que lo que pueden hacer es poco. Porque al ir subiendo en la especificidad, va subiendo la complicación y la necesidad de formación.

En los casos en los que voy a domicilio, me encuentro con mucha voluntariedad pero también mucha oscuridad. Entonces, parte de mi trabajo es indagar en qué se hace, cuándo se hace, cómo se hace y quién lo hace. Puedo ir a tratar al cuidador o al anciano. Pero en ambos casos, conocer todo eso es vital para conseguir el objetivo de mi tratamiento. Si no lo valoro y lo corrijo puedo conseguir que mi trabajo quede a medio camino.

Y la gente, cuando abres esa puerta, se vuelca. Has de tener cuidado. Dar poca información. No por egoísmo, sino porque has de asegurarte de que ha sido bien recibida y comprendida. Ya sabes mejor poco y bien. Si de golpe enseñas diez movilizaciones, diez ejercicios, …, al final mezclarán cien dudas.

Es obligado hacer una correcta formación a domicilio. A lo largo de la sesión, suelo tantear qué conocimientos, qué necesidades tienen y qué fallos pueden existir  y todavía no son conscientes. Brindar tus conocimientos suele ser muy bien recibido, nadie les cuenta nada. Nadie les dice si lo hacen bien o mal. Nadie les cuenta que hay ayudas técnicas que pueden facilitar su trabajo y cuidar su salud. Y nadie se lo dice porque sencillamente nadie se lo plantea.

Mantener a las personas mayores en su barrio, en su casa, en su familia es algo muy necesario para mantener una correcta atención en los distintos niveles. Muchos ancianos no deberían estar  en una residencia. Muchos otros deberían estar en una residencia. Pero si la atención domiciliaria se deja en manos de familiares y personas poco formadas no podemos avanzar en ese camino.

Es algo que da para un debate interesante ¿Cómo debería ser la atención a los mayores en su casa?¿Cómo orientar la fisioterapia?¿Cuál es el modelo más adecuado?¿Alguien se lo está planteando? Hay mucha tela que cortar. Siento que yo -y los que trabajan como yo a domicilio- somos parches en una atención mal desarrollada.

Lo que nunca haremos será suplir su amor.

Anuncios

4 pensamientos en “Nadie cuida mejor que la familia

  1. Lo primero es darte la enhorabuena por abrir el tarro de las esencias de la atención domiciliaria, y por la claridad del post. En el caso de las personas mayores específicamente como sector de población es un terreno claro de actuación de los profesionales que trabajáis en este ámbito, residencias, centros de día, etc. Pero al entrar en el domicilio, en cada zona básica correspondiente hay un fisioterapeuta de Atención Primaria que entre sus competencias están parte de esas que has comentado sobre la formación e información a las familias y al propio paciente, por lo que debe ser un terreno mixto de actuación, otra oportunidad para trabajar en equipo, esta vez Geriatría-At. Primaria. A día de hoy los fisioterapeutas de AP habitualmente estamos enclaustrados en nuestros “gimnasios” del Centro de Salud, ahogados con un número desorbitado de procesos sin un claro fin, solo por estar allí. Es algo que poco a poco estamos cambiando, y que en no demasiado tiempo deberemos abordar el asunto del “apoyo domiciliario” que está descrito en nuestras competencias pero no hemos avanzado en su aplicación salvo excepciones.

    Un abrazo

    • Muy interesante tu aportación. Atención primaria es un mundo desconocido para mi. Así que casi estamos igualados. Me resulta conocido el tema de estar ahogada con un número elevado de tratamientos. Lo que comentas de que es un trabajo del fisioterapeuta de referencia me parece un concepto interesante. Pero creo que somos francamente insuficientes.
      No se si todo anciano en su domicilio es trabajo vuestro. Estamos hablando de un sector socio-sanitario. Creo que eso lo trabajamos nosotros más. O no, no lo se. Quiero decir, que son cosas que hasta ahora llevarían los servicios sociales. En nuestro caso, creo que sería muy interesante valorar hasta donde llega el trabajo de cada uno. Muy interesante. Si señor.

      • Pues si, entiendo lo que dices y obviamente no todo sería susceptible de tto desde AP, así que recojo el guante para un futuro y proponer una vía clínica o protocolo de actuación en conjunto para valorar los criterios de inclusión y exclusión para ser lo más operativos posible en función de los recursos disponibles. Sin duda el aumento de recursos sería lo pertinente pero lo veo complicado en estos tiempos. Abrazos

  2. Hola Olga! Felicidades por la entrada. Abordas un tema poco tratado y con mucha complejidad de manera muy clara. Estoy totalmente de acuerdo en que se hace necesaria una profesionalización de la atención domiciliaria y trabajar para optimizarla. Yo también trabajo a domicilio, tanto de manera privada como dependiendo de la seguridad social. Una de las grandes dificultades es la escasa, nula en muchos casos, comunicación entre los diferentes niveles asistenciales. En la mayor parte de los casos se limita a la recepción de una petición, mas o menos detallada según el caso, y la emisión de un informe final tras un tratamiento en el que la duración viene marcada por la zona geográfica y no por las necesidades reales del paciente. En mi zona, la atención de fisioterapia domiciliaria la realizamos fisios de empresas concesionarias, sin contacto directo con AP. No es el mejor paradigma de comunicación. Como bien decís en los comentarios con Raúl, conviene revisar mucho este modelo. Por otro lado, mi apuesta en la atención en residencia es la recogida de información y en la intervención a través de las auxiliares para mejorar la eficacia del tratamiento extendiendo su influencia a las 24h/dia. Ese papel lo tienen, en el caso de los domicilios, los cuidadores, que en la mayoria de casos son no profesionales. Por esta razón hay que realizar un esfuerzo de formación, asesoramiento… que consiga mejorar el resultado y su mantenimiento tras nuestra actuación. Si tenemos claro que en residencia el paradigma es la atención centrada en la persona, en domicilio eso nos lleva a poner el foco en el núcleo familiar entero. Un cuidador que no se cuida no podra ser un buen cuidador ni apoyar eficazmente a el empoderamiento del paciente a traves suyo. Como bien dices da para mucho debate y en este debemos luchar por estar presentes.e influir en que la optimización de los recursos tenga en cuenta nuestra opinión responsable.
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s