Jornadas, Congresos y otros eventos sospechosos

La semana pasada acudí a “Orto Medical Care 2014”, La feria de la ortoprotésica, productos de apoyo a la discapacidadsddefault y servicios profesionales a la tercera edad.

Como fisioterapeuta de residencia de mayores, considero imprescindible estar actualizada en estos temas. Por satisfacer mi curiosidad natural, si. Pero también para saber qué ofrece el mercado a mis pacientes, sus familias, mis compañeros y hasta a la mismísima institución. Porque es mi responsabilidad. Porque no puedo dejar la calidad de vida de mis mayores en manos de la familia, el vecino o el mismísimo cuñado. Porque no todos saben qué buscar y dónde.

 Además, no es que lo diga yo, porque tenga un alto concepto de mi misma. A lo largo de la jornada laboral, se me exige. Incluso la propia administración me “impone” estar actualizada y me asigna responsabilidades que así lo indican.

Pero claro, de ahí a ver lógico que acuda, facilitar el acceso, proporcionar información de estos eventos… hay un abismo. Tenemos unas publicaciones muy interesantes que llegan con puntualidad británica a mi correo. Me cuentan lo bien que lo hace la administración, las actividades que hacen los centros que estamos bajo el mismo paraguas, etc. Pero nada de contarme que hay un congreso, una jornada, una presentación técnica…

Sólo se entiende fisioterapia como la atención directa. Olvidándose de la formación, la investigación, la actualización en lo que el mercado ofrece -si, el mercado, allí a donde mandamos a usuarios y familias a que compren una silla, una ayuda técnica,…-. Se nos “pide” que supervisemos ayudas técnicas, posturas, uso de grúas, que indiquemos qué silla de ruedas es la mejor… ¿Cómo quieren que lo sepa? ¿Por inspiración divina? Porque no será por el patético acceso a la red que tengo. Por no poder, no puedo acceder ni a la web de mi propio colegio profesional.

Algunas mañanas, llego a la conclusión de que algunos superiores, compañeros y usuarios desgraciadamente también, consideran que mi asistencia a jornadas, ferias, congresos y eventos es una forma más o menos descarada, de escaquearme del trabajo de verdad -vease atención directa pura y dura-. Como si gastar tiempo, dinero y energía en estos eventos fuera lo mismo que ir a la playa.

Estoy molesta, si lo reconozco. Pero es tan cansado luchar contra esas pequeñas patrañas diarias… Cansan más que los grandes enfrentamientos.

San Silvestre Vallecana

DorsalesSi, al igual que nuestros compis de fatigas, Olga y yo nos encontraremos el próximo diciembre corriendo la San Silvestre Vallecana. Sí, sí, con nuestros chicos de la tercera edad.

¡Preparados, listos… Ya! Así comenzará la carrera con participantes de las veintitantas residencias de CM.

La semana pasada me llamaron, desde el cielo (coordinación de centros), para ver el recorrido que se va a realizar. El objetivo es recorrer 3 km por un parque. Eso sí, en el barrio de Vallecas.

Al principio pensé: “¡Qué buena idea!”. Pero, cuando llegué al susodicho parque, vi que tenía ciertas dificultades. Unas cuestecitas “rompe piernas” de nada, zonas “barrizales” y alguna que otra alteración del terreno más… Y me fui un poco preocupada a mi centro de trabajo, pensando: “No se yo cómo vamos a salir de ésta, y si mis chicos estarán dispuestos a la actividad”.

Estuve dando vueltas al asunto y un poco por mi y un poco “obligada”, el caso es que seleccionamos a los residentes más válidos y les propusimos la actividad y …¡Oh!…, sorprendentemente todos los elegidos dijeron que “Si”.

Y ahí estoy, entrenando dos veces en semana. Saliendo a andar por un parque cercano al centro. Ayer salimos a entrenar. Y, para mi sorpresa, dos residentes del equipo “se dieron a la fuga”.

Cuando llegamos el resto, les pregunté qué había pasado. Escuchando la versión de cada uno no daba crédito:

-Boni, vino el otro día diciendo que, el recorrido, él se lo hacía en 50 minutos (5 km). Para que él no presuma, hoy le he demostrado que yo puedo batir el récord. Y lo he hecho en 45 minutos -dijo Basi-.

Ya veis, como niños, se han picado.

¡¡¡Qué competitividad!!!

La verdad es que están emocionados con la nueva actividad. No dejarán nunca de sorprenderme. Ya os contaremos cómo salimos de la I San Silvestre Vallecana para Mayores, o San Gerontocana o San Gerivestre, o …

 

Y caen las hojas

paisaje-en-otoño-con-ojas-caídas-

Pasa el tiempo. Las estaciones se suceden, una tras otra. Impecables, certeras, exactas. Y llega el otoño y caen las hojas de los árboles. Sin remedio, es así.

Pocas cosas hay más seguras que el hecho de caer las hojas de los árboles en el otoño. El invierno se acerca, y la caída de las hojas nos lo afirma. El frío se nota más en el ambiente, y el día se acorta.

¿Pero esto que es?!!!! ¿una entrada hablando de fisioterapia o el monólogo de un friki fan de Game of Thrones?

Ned_Stark_as_Portrayed_by_Sean_Bean_in_the_television_series_2011

¿La verdad? No sé que deciros. Una cosa es cierta, por muy fan que sea de la serie, no os voy a hablar de ella. Más bien os hablaré de lo que entiendo por fisioterapia poniendo un ejemplo en relación a la caída de las hojas.

Todos los que trabajáis en residencias sabéis que toca decorar las paredes y las salas comunes para las fiestas señaladas: Navidad, fin de año, la llegada de la primavera o, como es el caso, la gran fiesta del otoño…¿Cómo? ¿que? ¿Hallowen?…Por favor!! La castañada!! Panallets, moniatos, castañas calientes, castañeras delante el fuego ( el cambio climático se las está cargando) y claro está, hojas caídas de los árboles.

Pues bien, des del equipo de fisioterapia decidimos echar una mano en la decoración proporcionando el material básico: las hojas.

¿Y cómo lo hicimos? Os invito a leer la entrada que hay en el BLOG de mi residencia explicando el momento.

Creo que con las imágenes os haréis una idea de como fue la sesión.

La verdad es que pudimos poner en práctica todo aquello que trabajamos en las sesiones de actividad física. Y lo mejor de todo, es que los usuarios se dieron cuenta de cuantas cosas podían hacer todavía, y de lo importante que era asistir al grupo, aparte de ver la utilidad de los ejercicios que hacemos.

En un espacio cerrado como la sala del gimnasio, en el mejor de los casos, no proporciona demasiada realidad cotidiana: el suelo no esta inclinado, no hay viento, ni se nota el frio o el calor de la calle, el ruido de coches, y tampoco hay demasiados elementos para motivar o hacer más real los movimientos.

gimnasio

Por ello, salir al exterior fue la comprobación de que la actividad que hacemos en la sala nos ayuda, nos es significativa si la ponemos en práctica en el exterior, nos trae recuerdos de antaño, nos hace sentirnos vivos. Que placer tan grande sentirse vivo.

Y todo ello, entre risas, confesiones, charlas, y abrazos.

Y sí, creo que la actividad que hicimos fue pura fisioterapia.

Invierno

Aunque el invierno se acerque, repetiremos.

RESIOLIMPIADAS

 

20141113_234329  A los que seguís este blog no os sorprendera que vuelva a escribir sobre una actividad fuera de la residencia, ¡y no será la última!. Y no soy el único, sino mirad Nos vamos de excursión de mi compañero Gabriel.
En este caso os hablaré de la prueba deportiva por excelencia ¡”LAS RESIOLIMPIADAS”!.
Este ha sido un evento compartido de todas las residencias de Castellar (la población donde trabajo). Constaba de 5 pruebas; Musical (reconocimiento de canciones predeterminadas), Motricidad fina (separación de garbanzos, macarrones y judías), Relevos (pase de pelota en equipos de 4), Diana (una gran diana en el suelo a la que hay que lanzar unas fichas grandes de plástico) y Lanzamiento a canasta.
La verdad es que vistas desde una óptica de espectador son solo 5 pruebas sencillas y lúdicas, desde el punto de vista profesional son una importante cantidad de dianaposibilidades que se abren de colaboración multidisciplinar, elementos motivadores para los residentes… Empecemos por el principio.
Para conseguir llegar al final de este camino es necesaria una idea, ganas de hacerlo, muchas reuniones de coordinación entre un representante de cada residencia (en nuestro caso Ana Valiente, la educadora social a la que desde aquí felicito por el trabajo hecho) y, sobretodo, ganas de participar de los esforzados atletas ( a veces un poco forzadas por los “pesaos” que insistimos en que lo hagan).
En nuestro caso, y en el del resto de residencias, las pruebas nos han permitido introducir un cambio en la rutina habitual de trabajo. Su diseño estaba pensado para poder trabajar objetivos “atribuibles” a las competencias de la mayoría de los técnicos. Nuestra decisión fue, “entrenar al mayor número de residentes en todas las pruebas posibles y no hacer los equipos y determinar los participantes hasta el último momento. Con esto pretendíamos poder utilizar este entreno como acciones terapéuticas más allá del mismo evento.
Nuestra metodología de trabajo ha sido la de la participación de más de un técnico en la realización de las mayorías de las pruebas, de esta manera podemos asegurar el cumplimiento de los objetivos comunes y particulares de cada uno de los profesionales, dando valor al diseño multidisciplinar de las actividades y de esta manera convertirse en acciones terapéuticas para mas de un profesional a la vez.
En mi opinión ya hace demasiado tiempo que pensamos en el trabajo en equipo como la unión de unos compartimentos estancos en que de cada uno de ellos extraemos unos beneficios concretos para el residente/paciente. Se trata de una manera muy parcial de mirar el modelo de atención al verdadero centro de nuestro tratamiento; LA PERSONA. Para que realmente nuestras acciones estén dirigidas al beneficio de la persona, estas deben abarcar la totalidad de los ámbitos de su vida y en todo momento y eso solo es posible influyendo de manera coordinada en todas las actividades que realiza la persona en su día a día, desde la más básica hasta la más lúdica.
Esta actividad nos ha permitido explorar mejor la posibilidad de las actividades interdisciplinares y que en este momento estemos iniciando un par de ellas. Ya os ire contando.
Para ello también necesitamos direcciones, como la mía, que sepan valorar esta manera de proceder y nos permitan realizar estas funciones de diseño y aplicación de estas actividades así como compañeros como los mios. Eso significa tiempo y apoyo y no siempre contamos con ambas cosas.
¿Os imagináis una persona que hace años que no participa en ninguna de las actividades del centro y que prepara y participa en 2 pruebas de las resiolimpiadas? No os digo la cantidad de tiempo de tratamiento, prevención,  evaluación,  intervención. ..que nos ha regalado esta actividad en este y en otros muchos residentes y, lo mejor de todo, el punto de enganche que supone para futuras intervenciones.resiolimpiades