Fin de año

(Se recomienda la lectura del post con la canción de Vetusta Morla “Año Nuevo”)

Se acaba el 2014.

Con él se va todo un año de nuevos aprendizajes, un año más de experiencia que nos ayuda a realizar mejor nuestra tarea y a ser mejores personas.

Un año dónde se han ido residentes, pero nos queda el recuerdo de su trato y las enseñanzas de toda una vida.

Y ante nosotros aparece un horizonte nuevo. Doce meses apasionantes para poder aprender otra vez de nuevos errores y conseguir mejorar día a día, paso a paso.

Siguiendo la tradición de pedir cosas buenas al nuevo año, pediré doce deseos, uno por mes y por cada letra de nuestra profesión, emulando al gran fisioterapeuta Rabel Donat, @rdonat, en una entrada de su blog personal.

Doce deseos o más bien, doce ítems a tener en cuenta para este 2015, y en definitiva para siempre.

Ahí van mis deseos!! Espero compartir alguno con vostor@s

 

manos

F de formación: hay que seguir formándose en el campo de la geriatría para conocer más y mejor a nuestros residentes. Dar lo mejor de nosotros mismos

I de imaginación: sobre la base del conocimiento, hace falta tener imaginación para poder motivar y activar a nuestros residentes, con los pocos recursos que normalmente tenemos los que trabajamos en la residencia privada.

S de solidez: sólidos ante lo que no nos gusta y queremos cambiar. Solidez en nuestro saber y nuestra forma de ser, para poder cambiar la rutina.

I de intrepidez: Hace falta ser intrépido para luchar por aquello que creemos, y seguir proponiendo ideas nuevas, nuevas formas de actuar, de coordinar equipos, de trabajar, de atender. Hay que ser valiente.

O de ocupación: Este es el deseo más intenso. Que no nos falte trabajo, y más en el campo de la gente mayor, dónde tenemos un papel tan y tan importante.

T de tesón: Tesón para no bajar los brazos, para seguir creyendo en lo que hacemos y cómo lo hacemos. Tesón para que el desengaño, la rutina, los golpes bajos de la vida, no hagan cambiar nuestra forma de ser y de hacer.

E de ejemplo: tenemos que ser ejemplo. Para nuestros compañeros, para los otros profesionales de las residencias, para las familias y los residentes, tenemos que ser el ejemplo a seguir. No se puede predicar sin ejercer.

R de recuerdo: Recordar nuestros errores para aprender de ellos. Recordar nuestros éxitos para seguir avanzando.

A de actividad: Actividad física por doquier a nuestros residentes. En la capacidad en que puedan llevarla a cabo, que tengan actividad. El movimiento es vida.

P de presencia: presencia en los equipote trabajo, presencia en las decisiones de equipo, presencia en las direcciones de gestión. Hace falta que noten nuestra presencia.

I de ilusión: Trabajar en geriatría es sinónimo de trabajar con ilusión. Sea en las condiciones que sea, hace falta estar con ilusión. Así se piensa mejor.

A de amistad: Que no falte nunca la amistad. Fuera o dentro del trabajo, que no falte la amistad y el compañerismo. Como decía el poeta “lo importante no es llegar sólo y el primero, sino juntos y a tiempo”.

manos 2

 

De parte de Olga, Mari Angeles, Joaquin i un servidor, os deseamos un feliz 2015!
fin de año

Anuncios
Un problema de todos

Un problema de todos

Hace unos días, en una reunión, un compañero trasladaba la duda que le habían transmitido varios fisioterapeutas; ¿porqué se publican ofertas denigrantes para la profesión, por lo escasa de la remuneración, en la bolsa de trabajo de @ColfiCat?. La respuesta fue que en el caso de ofertas de trabajo por cuenta ajena, debían cumplir, como mínimo el convenio. Tuve que aclararle al sorprendido compañero que ese tipo de ofertas reflejan las condiciones con las que trabajamos los que nos dedicamos a la #fisiogeriatria en residencia. Esto evidencia que la mayoría del colectivo no conoce nuestra realidad. No me supo contestar a la pregunta de si todos estos compañeros estarían dispuestos a luchar por cambiar esta situación.
Llegados a este punto tenemos un par de problemas encima de la mesa; la situación laboral a la que nos somete el convenio y la falta de unión del colectivo.problemas-soluciones
En el último curso al que asistí vi a gente joven, con ganas de trabajar en nuestro ámbito demostrando en una formación su interés, pero lo veían difícil por las condiciones de laborales.
En la #fisiogeriatria, igual que en el país, mucho de ese “talento” decide emigrar a lugares con mejores condiciones (como dice una amiga ”las promesas y los sueños no pagan las facturas”). Emigran a otros ámbitos de la fisioterapia, perdiendo una gran oportunidad de crecimiento para la #fisiogeriatria y todas las aportaciones que podrían hacer a la profesión en general.
Otro tema que me sorprende, es que en un momento en el que estamos hablando de la “burbuja formativa en fisioterapia” haya un número tan bajo de cursos específicos dedicados a geriatría. ¿No nos queremos formar o es que no nos lo podemos permitir? Leyendo el último post de Olga tenemos clara la respuesta. No os podéis imaginar la envidia que siento cuando veo la actividad formativa de los compañeros de otros ámbitos y que yo ni sueño poder permitirme.
¿Pero es un problema de los fisioterapeutas? “Va a ser que no”. Es un problema de todas las profesiones que se dedican a la geriatría.
En las últimas semanas he vuelto a vivir como una compañera ( en este caso DUE) decidía buscar su futuro en otro sitio por temas económicos, y como eso provoca un nuevo cambio de equipo. Volvemos a perder a una gran profesional y lo peor, vuelven a perderlo los verdaderos protagonistas de esta historia, nuestros residentes.
Volveremos a construir un equipo, asumiremos la pérdida de algunas potencialidades y acogeremos las que aporte la nueva compañera, pero por el camino perderemos un tiempo precioso y el ámbito volverá a padecer “la fuga de un cerebro”.
Este es un problema que afecta a todos los miembros del equipo y del que solo saldremos si establecemos estrategias conjuntas. Solo si nuestras profesiones saben trabajar en equipo podremos empezar a solucionarlo.equipo puzzle
¡Pero habrá que trazar un camino! Ahí va el mío:
1. Trabajo en el día a día de nuestras residencias.
2. Luchar para mejorar el sentimiento de colectivo de cada una de nuestras profesiones.
3. Implicación en la búsqueda de un modelo sostenible de atención centrada en la persona desde un criterio profesional y no únicamente empresarial. Sin un modelo no podremos pedir que la legislación tienda a ellos.
4. Difusión a la población general de nuestro trabajo.
¿Y como hacemos eso? La verdad es que no lo sé, solo os puedo ofrecer lo que intento hacer yo.
Intentar trabajar cada día de la manera más coordinada posible, con mis compañeros para, desde el trabajo en equipo, lograr la mejor atención a nuestros residentes.
Luchar por reforzar el sentimiento de colectivo, participando activamente en @ColFiCat desde un grupo de interés y desde la comisión de geriatría., pero también participando en asambleas, elecciones… sin la aportación de todas las ideas no podrán responder a las necesidades de todo el colectivo. Solo caben 2 posibilidades, si estamos de acuerdo con lo que se está haciendo debemos participar para que se mantenga y se mejore (ese es mi caso) y si no lo estamos, participar para que cambie. Sin participación solo podemos tener un colegio que suponga lo que opinan los fisioterapeutas, debemos aumentar el feedback.
La participación en asociaciones de fisioterapia es otra manera de aumentar la cohesión de nuestro colectivo. @FisioterapiaSinRed ha sido mi elección para ello.
Pidiendo desde dentro que se trabaje de manera activa en estrategias comunes con el resto de colectivos profesionaIMG_20141025_172554les implicados en la geriatría y la importancia de ir más allá de la defensa a ultranza de cada una de nuestras profesiones para ver más allá y defender los derechos de todos los que nos dedicamos a la geriatría y, sobretodo, el de nuestros usuarios a ser atendidos de la mejor manera y por los mejores profesionales.
Y por último, defendiendo delante de todo el que quiera escuchar, como el trabajo de los equipos dedicados a geriatría redunda en el beneficio de nuestros usuarios e intenta devolverles el papel que se merecen en una sociedad que ha pasado de venerarlos a, prácticamente, apartarlos.
Perdonad por la matraca pero es difícil expresar todo lo que quería en tan pocas líneas, solo os pido un favor más, opinad y busquemos un camino juntos.